Laniakea: Nuestro Supercúmulo

Estándar

Las galaxias, como nuestra Vía Láctea, no están repartidas en el universo al azar sino que forman grupos, cúmulos y supercúmulos que están interconectados en una red de filamentos de gran concentración de materia junto a enormes espacios casi vacíos. Se sabe que la Vía Láctea forma parte del llamado Grupo Local, compuesto por más de 50 galaxias. Y que este se integra en el Supercúmulo de Virgo (o Supercúmulo Local), que contiene más de cien grupos de galaxias y que se dirige hacia la enigmática anomalía gravitatoria del Gran Atractor.

Pero una recientes investigación ha revelado que el supercúmulo de galaxias al cual pertenece la Vía Láctea es 100 veces más grande en volumen y masa de lo que se pensaba. Este nuevo supercúmulo ha sido bautizada con el nombre de Laniakea (“cielo inconmensurable” en – hawaiano). El equipo de la investigación, dirigido por Brent Tully, un astrónomo de la Universidad de Hawai en Honolulu, definió mediante un nuevo método los límites de los supercúmulos hasta ahora difíciles de saber. Basándose en los movimientos de las galaxias que infiere en el paisaje gravitacional del Universo local, han redibujado el mapa de este.

The Laniakea supercluster. Image: SDvision/Guardian

Utilizando datos de Cosmicflow-2, más de 8000 velocidades de galaxias, determinaron la extensión, estructura y dinámica del supercúmulo. Los desplazamientos de las galaxias están determinados por el efecto de la gravedad de la materia de su entorno, por la expansión del universo y por su misteriosa aceleración. Os aconsejo que veáis el video de Nature: “Laniakea: Our home supercluster”.

 Los resultados de la investigación muestran cómo las galaxias se organizan en ríos cósmicos que se desplazan a lo largo de corrientes gravitatorias. En algunas zonas los flujos divergen, “como el agua allí donde se dividen las corrientes”, explica Brent Tully. Así, aparecen lugares donde galaxias cercanas se mueven en direcciones opuestas. En otras zonas, por el contrario, los flujos convergen y se precipitan hacia simas gravitatorias de modo similar a como el agua baja por torrentes hacia los valles. En el supercúmulo de Laniakea, todas las corrientes convergen hacia el valle del Gran Atractor.  La región de Gran Atrator es un gran Valle gravitacional de fondo plano con una esfera de atracción que se extiende a través del supercúmulo Laniakea.

El supercúmulo Laniakea. Imagen: sdVision

Os a consejo que leáis también la opinión de Gayoung Chon, un astrónomo del Instituto Max Planck de Física Extraterrestre en Garching, Alemania sobre este trabajo que podéis encontrar en el artículo de la revista científica Narture: Earth’s new address: ‘Solar System, Milky Way, Laniakea’ (Elizabeth Gibney) y la opinión de Pablo Fosalba, del Instituto de Ciencias del Espacio (CSIC), en Materia: “Vivimos en un rincón del universo llamado Laniakea, con 100.000 billones de soles” (Manuel Ansede).

Fuentes:

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s