Los secretos del vertebrado con mandíbula más antiguo

Estándar

El tiburón-elefante (Callorhinchus milii) es un miembro de la familía de los tiburones y es considerado el vertebrado con mandíbulas más antiguo. Su nombre es debido a su hocico. Con él, caza marisco enterrado en las arenas de las aguas templadas de la plataforma continental del sud de Australia y Nueva Zelanda, a profundidades de 200 y 500 metros.  El tiburón-elefante como todo tiburón y las rayas son peces cartilaginosos. Estos peces, como su nombre indica, tienen un esqueleto compuesto en gran parte por cartígalo y no por hueso. En el video podréis ver imágenes grabadas del tiburón-elefante. Os aviso que el video está en inglés pero puedes poner los subtítulos en inglés.

Hoy el tiburón-elefante ha sido noticia por un artículo publicado en la edición digital de la revista Nature. En este artículo se explica los resultados de la secuenciación y analisis de su genoma.

Comparando el genoma del tiburón-elefante con los de los principales vertebrados (entre ellos el humano) se ha descubierto el secreto de por que este tiburón es, al igual que los demás peces cartilaginosos, incapaz de reemplazar el cartígalo con hueso. Y es que en el genoma del tiburón-elefante le falta una familia de genes que está en todos los vertebrados óseos. Para confirmar dicha conclusión, se llevó a cabo un experimento  con peces cebra, una especie con huesos calcificados muy utilizada en los laboratorios: borraron los genes que no estaban en el tiburón y como consecuencia crearon un pez cebra prácticamente sin huesos. Comprovando así, que dichos genes son responsables de la calcificación de los huesos.

Estos hallazgos ayudarán a la comprensión de enfermedades óseas como la osteoporosis y el desarrollo de estrategias terapeúticas más eficaces” afirma Tomás Marquès-Bonet, uno de los autores e investigador del Instituto de Biología Evolutiva, un centro conjunto de la Universidad Pompeu Fabra y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Tiburón-elefante (Norbert Wu/Minden Pictures/Getty Images)

Otros Secretos revelados:

El estudio publicado hoy constata el tiburón-elefante como fósil viviente. Este tiene la evolución más lenta de todos los vertebrados, incluido el famoso pez celacanto, conocido como el “fósil viviente”·

“No ha habido presión selectiva para que este pez tenga que cambiar –explica Marqués–. Si coges los fósiles de hace millones de años tienen exactamente la misma forma que los individuos que puedes ver hoy vivos en la Tierra”.

Y por último, los investigadores encontraron un hallazgo inesperado: parece ser que el tiburón-elefante no tiene un tipo de células especiales del sistema inmunológico llamadas CD4 que son cosideradas esenciales para la defensa contra las infecciones virales/bacterianas y para prevenir las reacciones autoinmunes como la diabetis y la artritis reumatoide. Aún así, estos tiburones tienen defensas inmunitarias avanzadas y de larga durada, lo que esta hace replantearse algunos aspectos del funcionamiento del sistema inmune.

Fuentes:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s