Review: ELISAs para el análisis de los insecticidas neonicotinoides

Estándar
Immunoassay.jpg

Esquema de un Inmunoensayo. Analito (verde); Anticuerpo (negro); Marcador detectable (amarillo)

Se podría definir el inmunoensayo como aquella técnica analítica, utilizada frecuentemente en bioquímica, que mide la presencia de un analito (sustancia objeto de analisis) en una solución mediante el uso de un anticuerpo o inmunoglobulina.

Los inmunoensayos se basan en la capacidad que tiene un anticuerpo de reconocer y unirse a una macromolécula específica (normalmente una proteína) en una mezcla compleja de macromoléculas. En inmunología la macromolécula particular, unida a un anticuerpo, se le conoce como antígeno y la área concreta que es reconocida, epítopo.

Como consecuencia de la unión se produce una señal medible. En la mayoría de los inmunoensayo, se produce la unión química o conjugación de anticuerpos/antígenos con algún tipo de marcador detectable. Existe un gran número de marcadores o etiquetas que permiten la detección a través de diferentes medios. Muchos son detectables porque emiten radición, producen un cambio de color en la solución, emiten fluorescencia bajo la luz o porque pueden ser inducidas a emitir luz.

Existen un gran número de inmunoensayos pero el primero que me viene a la mente cuando pienso en ellos son los ELISA. ELISA es el acrónomo del inglés Enzyme-Linked Immunosorbent Assay. Es un tipo de enzima inmunoensayo (EIA), es decir, que utiliza como marcador un enzima. Los ELISA es una técnica de inmunoensayo en el cual el antígeno es inmovilizado (por lo general en un placa de multipozos de poliestireno) y se detecta mediante un anticuerpo enlazado a un enzima capaz de generar un producto detectable después de añadir el sustrato correspondiente. Normalmente como consecuencia de la reacción entre el sustrato y el enzima se produce color. La aparición de color permite medir indirectamente, mediante espectrofotometría, el antígeno en la muestra (ELISA directo). En algunas ocaciones la señal se multiplica al añadir un segundo anticuerpo, que detecta al primero. Y es este segundo anticuerpo, quien tiene el enzima conjugado (ELISA indirecto).

Además del ELISA directo e indirecto hay otros tipos como el ELISA Sándwich. Se llama así porque se forma un sándwich entre un primer anticuerpo, que está unido a la placa o soporte donde tiene lugar todo el proceso, el antígeno (analito) y un segundo anticuerpo, que también reconoce el antígeno, y el cual se la añade el ezima que produce la señal detectable (ELISA Sándwich directo). Aunque a veces se añade un terce anticuerpo con el enzima conjugado (ELISA Sándwich indirecto).

En la siguiente lista de reproducción hay una série de tutoriales sobre los ELISA donde explican los diferentes tipos de ELISA que hay y cada uno de los pasos que hay que hacer. Os recomiendo que lo veáis. Son videos en inglés pero se puede poner los subtítulos en inglés. Clica aquí.

Los ELISA tiene muchas de las propiedades de un inmunoensayo ideal:

  • Versátil
  • Robusto
  • Rápido
  • de Realización simple
  • Económico
  • Sensibilidad elevada

Como consecuencia, se suele utilizar mucho en Medicina para diagnóstico pero recientemente se ha publicado en el Journal of Agriculural and Food Chemistry un review donde se propone otra posible aplicación, la analisis de trazas de plaguicidas propensos a persistir como los insecticidas neonicotinoides ya que , como ya he comementado, son muy sensibles y precisos.

Fuentes:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s