El cometa ISON parece haber sobrevivido al encuentro cercano con el Sol

Estándar

“Ison ha sido impredecible desde que empezamos a observarlo en 2012” dice Karl Battams, astrofísico del laboratorio de investigación Naval de los Estados Unidos.

Y es que el cometa ISON acceleró hacia la máxima aproximación y se desvaneció, llevando a algunos expertos a la conclusión que el cometa se había desintegrado – pasó a sólo 730.000 millas por encima de la superficie solar, cuya temperatura es superior a 6000 ºC. El cometa pudo llegar a 3000ºC, temperatura suficiente para evaporar la roca así como el hielo – Pero durante la noche, algo surgió en la órbita de ISON en el lado opuesto del Sol.

Es difícil conocer su estado actual. Las únicas imágenes disponibles son las proporcionadas por los telescopios solares espaciales SOHO que no tienen suficiente resolución para poder distinguir detalles de la concentración central más brillante donde normalmente se encuentra el núcleo de los cometas.

“Aún es pronto para certificar la destrucción del núcleo del cometa ISON, la información que tenemos no es concluyente.

Como era de esperar la cola sigue allí. Hay que recordar que la cola está formada por el polvo y gas que salió del cometa mayoritariamente antes del encuentro y aunque el núcleo estuviera destruido y el cometa por tanto no emitiera más polvo, seguiríamos viendo esta cola durante días hasta que el polvo se disperse en el espacio.

Los cambios que se ven en la forma de la cola se deben principalmente a que la perspectiva desde la que estamos viendo al cometa ha ido cambiando muy rápidamente dado que él se ha movido muy rápidamente en su órbita.

La cola de un cometa suele tener una forma como de abanico con el polvo disperso en el plano de la órbita del cometa, y dependiendo de la perspectiva en la que se observa se puede ver como una larga cola fina o un abanico más o menos alargado. Pero no es de esperar que la cola haya cambiado casi nada en sólo un par de días.

Probablemente, en cuanto el cometa se aleje y vuelva a aparecer en el crepúsculo, podrá verse lo que quede de cola y coma, y veremos entonces si el núcleo ha sobrevivido y sigue emitiendo material. ” Javier Licandro, astrofísico del Instituto Astrofísico de Canarias (IAC).

Fuentes:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s